Youssef, un estudiante del IES Los Cerros nos cuenta su experiencia participando en el proyecto JAÉN+

3A OficinaDetras

Youssef, un estudiante del IES Los Cerros nos cuenta su experiencia participando en el proyecto JAÉN+. ¡Gracias por compartir tu historia con nosotros!

“Por donde empezar, hablemos del shock inicial, ya que es el comienzo… Nada, no hubo shock, era mi primera vez pillando un avión, mi primera vez en el extranjero prácticamente, quitando visitas espontáneas a Marruecos para ver la familia de tiempo en tiempo no estuve fuera del país antes. A duras penas salgo de la provincia. Pero no hubo shock inicial, supongo que soy una persona a la que pocas cosas le sorprenden o pocas cosas le suponen un reto. Al menos en lo que se considera la “vida adulta”. Apenas he vivido experiencias emocionantes en mi vida, eso ha hecho que desarrolle una personalidad… “absorbente”. Veo y aprendo de las experiencias de los demás y las hago mías, además tengo una mente bastante calma, racional y positiva, así que se que puedo salir de cualquier apuro o situación en la que me encuentre preguntando al personal especializado. Como en un aeropuerto, si tienes algún problema o duda se lo preguntas a alguien, es todo cuestión de ir relajado y con tiempo.

Lo dicho, no tuve shock inicial en ningún momento, si que es verdad que cuando el avión frenó me pareció muy divertido porque puso los motores a máxima potencia para poder frenar e hizo un ruido tremendo, ¡pura potencia! Una vez en el país, en el aeropuerto más de lo mismo, fui hablando e interactuando con la gente y en cuanto llegamos seguí las instrucciones provistas de llamar al agente del transfer y buscar el bus para ir a casa.

En términos de adaptación la cosa fue bastante bien, diría que tardamos un día en adaptarnos para sobrevivir. Hasta que descubrimos el supermercado en el que comprar. La verdad es que aún no he terminado de adaptarme como tal, nadie lo hace, siempre hay pequeños cambios y variaciones en nuestras vidas que nos fuerzan a cambiar nuestra forma de ser y cambiar el punto de vista, para adaptarnos y mejorar. ¿Pero en términos de vivir aquí? Sin problema alguno la verdad. Es como vivir en cualquier otro lugar, vas al super a comprar, mantienes la casa limpia con limpiezas regulares, para que no se acumule demasiada chisma y listo. Como dije antes son cosas que he aprendido solo de oír a otra gente, y los problemas que tienen y su forma de solucionarlos. Uno aprende más escuchando y de los demás que por sí mismo. Todo ello si tienes una mente flexible y abierta a cambios y al aprendizaje.

Vamos con lo que no me ha gustado en respecto a mi país de origen, de la lluvia no me voy a quejar y lo explicaré en cosas que me gusta. Si bien es verdad que el tiempo es bastante lluvioso por no decir 8 de cada 10 días en verano, para mi no supone un problema. El problema un poco fue la comida, venía de hacer una dieta en España, y quería seguirla aquí, pero la cocina no ayudaba y los ingredientes tampoco. La verdad es que es un lugar difícil para vivir para alguien que no come jamón. En carnes no destacan demasiado la verdad, y en verduras tampoco tantas a pesar de que todo es verde aquí. La poca carne que tiene suele ser jamón/cerdo y yo siendo musulmán apenas encontraba embutidos con los cuales hacerme sandwitches o bocadillos. Acostumbrado a mi chorizo de pavo en España esto es algo que a día de hoy sigo echando de menos, y mi cocina, con mi buena sartén y todo.

Más cosas que prefiriera de España frente a aquí… No soy una persona que salga mucho de casa de por sí, así que tampoco tengo mucho en lo que pensar, todo lo que he visto por regla general es mejor. Diría que la gente conduce un poco, como locos. Y ya está. Comida y conducción quizás.

Ahora con las cosas positivas, aquí voy a incluir el tiempo, a mi me gusta el sol, da iluminación tiene sus vitaminas y sus cosas positivas, pero opino que la lluvia que es algo que escasea en jaén a veces a lo largo de todo el año, es una bendición y que hace falta, la lluvia permite que crezcan las plantas y hayan buenas cosechas, además es agua que te cae en la cabeza, no es nada malo, la única pega es que no vas a sacar unas fotos espectaculares, pero bueno, Irlanda del Norte nublada tiene su encanto, al igual que las playas de Alicante con su sol.

Precios es otra cosa que he visto positivamente, por mucho que sorprenda, haciendo la conversión de Libras a Euros, me he dado cuenta de que he pagado menos por más en productos que suelo tomar en España. No hay baguettes pero el pan de molde, hablamos de 800gramos por 0.60€ 1kg de pechuga de pollo por casi 6€. Los precios son similares si no mejores, dependiendo de lo que busques, claro. En mi caso fue bastante más económico. Lo mismo fue con productos de limpieza e higiene, incluso de primeras marcas. El pote de 500ml de Listerine 6 en 1 que en España cuesta 5€ aquí vale 3€ y el de 750ml de Fairy que en España valdría 4-5€ aquí vale 2.50€ creo. El IVA reducido se aplica de una forma más que correcta aquí, y a pesar de que el nivel adquisitivo aquí es bastante alto los productos básicos se mantienen bien baratos, no como lo material. Si quieres unos auriculares prepárate para llorar.

Otra cosa que he visto positiva aquí es la gente, todo el mundo por la calle, si los miras demasiado te dirán hola y si les dices tu hola siempre te responden con un ¿hola que tal estas? Son gente muy simpática y amable, y además les va la marcha. No tengo queja ninguna con los irlandeses, en los 2 años que llevo conociéndolos. En mi ciudad y supongo que un poco en general, el tema de transporte está muy bien la verdad. £38-39 por un bonobus de un mes es un tanto excesivo. Pero si trabajaras la verdad es que está más que aceptable. Estamos hablando de que puedes pillar absolutamente todos los buses que quieras sin coste alguno. En España cuando pagas, pagas por un número limitado de viajes. Por ejemplo un bono de 10 viajes. Aquí pagas pero puedes pillar 7 buses el mismo día si quieres. Y los domingos hay una oferta en el tren de que pagando £8 puedes igual, pillar todos los trenes que quieras dentro de la franja de tiempo del domingo, a cualquier parte de la línea, A.K.A Irlanda del Norte. Ese ticket te permite ir a cualquier parte de Irlanda del Norte que tenga estación en esa línea resumiendo. Más cosas buenas… No se, hablaría de lo bien que lo pasé en mi puesto de trabajo, pero estamos hablando de una comparativa entre países.

Lo siguiente de lo que voy a hablar es de mi valoración general sobre mi experiencia. Muy positiva, la verdad, me hubiera gustado tener un poco más de presupuesto, todo el mundo que me rodeaba tenía un presupuesto de bolsillo mucho mayor, unos que por un solo mes más de trabajo recibían 2100€ en físico, otros que por un solo mes más reciben parte de 5.000€ y nosotros con 600€. Que para sobrevivir está bien, pero si es verdad que te privas de hacer muchos viajes chulos e interesantes, y que tienes que jugar con más cuidado. En el tema del trabajo genial, he ganado mucha confianza y muchas amistades, con los jefes y el resto de empleados de la empresa.

En amigos fuera del trabajo también. Se hizo un curso de inglés al que asistí una semana (no pude ir más porque iba justo con el trabajo) y conocí a mucha gente, muy muy interesante de la cual me hice amigo. Tengo muchas nuevas amistades que valen más que todos los bienes materiales del mundo. Y a pesar de que estoy llegando a los últimos días de la experiencia no parece que sea un límite, ya que siguen viniendo más personas. Lo bueno de trabajar en Foyle donde trabajo es que es una escuela internacional y viene gente de todo tipo.

Self-Catering estuvo bien, ya que tuve la oportunidad de experimentar lo que es vivir de forma independiente de mis padres y compartir piso con compañeros, lo cual ha sido una experiencia enriquecedora, aunque la próxima vez preferiría estar con una familia, ya que puedes aprender mejor las costumbres, o al menos estar en una casa con gente de diferentes culturas y orígenes. Ya que todo el mundo español en casa al final es hablar español a diario, mi inglés podría ser mucho mejor si no hubiera sido el caso de esto. En resumen, muchas cosas aprendidas, buenos momentos vividos, nuevas amistades y crecimiento personal.

Como descubrimiento/aspecto interesante, supongo que lo difícil que es acostumbrarse a las cosas que tenemos más automatizadas y estamos acostumbrados, como las carreteras, siempre miramos, aun a día de hoy algunos, el lado equivocado de la carretera, miramos por donde no vienen los coches, y si vamos a montarnos en un vehículo igual, tendemos a buscar el asiento del conductor. No tengo mucho más que destacar, se hace tarde

¿Para qué me ha servido la movilidad? Resumiendo diría que para ver el mundo de otra manera y en una nueva perspectiva, ver diferentes formas de vivir, y forzarme a valerme por mi mismo sin la ayuda de nadie, buscándome las castañas como se dice. Diría que es lo más acertado. De por sí ya tenía una idea de como hacer estas cosas, pero la verdad es que vivirlo de primera mano ayuda a desarrollar hábitos saludables, tales como limpiar los platos de seguido, despertarse temprano, y muchos más.

En lo personal también me ha servido para ganar muchísima confianza, en muchos sentidos. Tanto en el ámbito laboral, en el cual me siento capaz de hacer cualquier tarea que se me plantee con suficiente dedicación y esfuerzo y el ámbito social, haciendo que sea menos rarito con la gente y facilitándome el habla, para así poder conocer a gente. También he ganado valor para entablar conversaciones con gente que no conozco de nada, meterme en medio y decir “¡Hola que tal!” Y con las mujeres. Siempre me he sentido incómodo al lado de ellas, ¿supongo que lo podemos llamar intimidación? O que no se tratar mucho con ellas, no en persona, ya que no tenía experiencia de ello. Y sobre las consecuencias que va a tener en mi día a día… la verdad es que espero seguir con los hábitos que tengo ahora mismo. 8 horas y media de mi vida cada día fueron ocupadas por trabajar, así que no jugaba, no he jugado en toda mi estancia aquí prácticamente, solo de forma casual, quizás un total de 10 horas (en España serían unas 300 o más), que es en lo que se resumía mi vida antes. Juegos y más juegos. Otros hábitos más cotidianos como salir a andar (que no hay nada que me obligue, pero ya veremos) y fregar los platos y todos los utensilios utilizados después de comer. Cosas como esas.

De cara al futuro que no se menciona, he aprendido que estas experiencias son valiosas, no por el lugar al que vas, sino por la diferencia de vida y los cambios abruptos ocurridos. Son enriquecedoras a nivel de aprendizaje, cultura e incluso para el CV, trabajar en el extranjero me va a abrir muchas puertas en el futuro, y la verdad es que me gustaría volver a tomar oportunidades como estas. Ya que el pegar un cambio tan brusco en mi vida, volver a empezar de 0 entre comillas, te fuerza a cambiar y a pensar diferente, a adoptar medidas que no tomarías en tu día a día y a salir de tu zona de confort, cosa que es muy importante cuando hay algo que quieres cambiar o aprender, y no tienes la fuerza de voluntad para ello. Que se te prive de todo lo que ocupa tu tiempo normalmente y te den esta libertad con cierta responsabilidad es una joya para mi la verdad. Te puedes y tienes que centrarte en las cosas que realmente importan, y no hablo solo de la casa, si no a nivel de trabajo.”

FamiliaBelgaItaliana